Hechizo de amor para Reconciliar

 

 

 

 

Uno siempre se pregunta ¿Cuál fue el motivo de separación? ¿Por qué me dejo? ¿Qué podemos hacer para que vuelva?

En las parejas suceden muchos problemas. Uno de los motivos de la separación es la rutina. El amor rutinario deja de ser amor y se convierte en rutina. Ya se pierde la esencia del amor. Entonces aparece otra persona. Esa persona, rompe con la rutina y le hace conocer de nuevo la esencia del amor a tu pareja.

Esto es lo peor que nos puede pasar. Primer aspecto a tener en cuenta, es hacer que el amor no sea rutinario. Deben cambiarse las cosas un poco cada día para mantener la esencia y la pasión. Otro de los motivos son los engaños. El que engaña y se arrepiente se siente dolorido, pero más dolorida queda la persona que fue engañada. Pero estos consejos son útiles para no perder la pareja, no para recuperarla.

Hechizo de amor para reconciliar

 

 

¿Cómo recuperar a la pareja perdida? Si se han tomado todos los caminos y vías posibles y no se ha podido recuperar el amor debemos recurrir a aquel que siempre está presente con nosotros y en todos los aspectos de nuestra vida. Debemos recurrir a Dios. Si, dios es la solución para poder recuperar a nuestro amor.

¿Cómo acudir a Dios para recuperar a nuestro amor? Esto se realiza mediante oraciones para reconciliarse con tu pareja. Estas oraciones para reconciliarse con tu pareja se basan en peticiones Dios. Es decir, nosotros le pediremos a Dios mediante estas oraciones que nos permita reconciliarnos con nuestra pareja. El mensaje le llegará al señor todopoderoso siempre y cuando tengamos claro una cosa: la fe. Si no oramos con fe, las oraciones para reconciliarte con tu pareja serán en vano.

Un ejemplo de una oración para orarle a Dios y pedirle la reconciliación con nuestra pareja es la siguiente: “Dios Padre y gran señor, necesito que atraigas hacia mi la reconciliación. Necesito que vuelva a mi amor. Concédeme los dones para corregir errores del pasado y que no se repitan en el futuro. Trae de nuevo a mi ser amado a mis brazos, porque no puedo controlar este sufrimiento”.